Pronunciamientos by region

Regions

Unknown region (3)

Abroad (4)

Aguascalientes (10)

Baja California (6)

California (9)

Campeche (15)

Chiapas (48)

Chihuahua (24)

Coahuila (33)

Colima (10)

Durango (26)

Estado de México (107)

Guanajuato (28)

Guerrero (73)

Hidalgo (40)

Jalisco (61)

México D.F. (130)

Acta de Independencia
(28 September 1821)
Proclama iturbidista
(19 May 1822)
Plan de José María Lobato
(23 January 1824)
Adhesión de varias tropas al Plan de Lobato.
(24 January 1824)
Plan de la conspiracion de la calle Celaya
(2 June 1824)
Plan del padre Arenas
(12 January 1827)
Proclama de Ejército Libertador
(8 December 1828)
Acta de pronunciamiento de México
(23 December 1829)
Exposición de las tropas de la guarnición de la capital
(18 August 1830)
Acta celebrada por la corporacion de Guadalupe Hidalgo
(27 December 1832)
Pronunciamiento de la guarnición y pueblo de la capital
(27 December 1832)
Acta del batallón de seguridad pública de la ciudad de México
(27 December 1832)
Acta de la guarnición de la ciudad de México
(27 December 1832)
Acta del Batallón primero de depósito
(27 December 1832)
Acta de empleados de Hacienda
(28 December 1832)
Acta de la guarnición de la fortaleza de Chapultepec
(28 December 1832)
Acta de la parroquia de Santa Catarina Mártir
(3 June 1834)
Acta del ayuntamiento del pueblo de Azcapotzalco
(5 June 1834)
Acta del ayuntamiento de la villa de Coyoacán
(8 June 1834)
Acta del ayuntamiento de Santo Domingo Mixcoac
(9 June 1834)
Acta del ayuntamiento de San Ángel
(9 June 1834)
Acta del ayuntamiento de Tacubaya
(9 June 1834)
Acta de Santiago Tulyehualco
(10 June 1834)
Acta del ayuntamiento, cura párroco y vecinos de la villa de Tacuba
(10 June 1834)
Acta de artesanos del cuartel 30 de la Ciudad de México
(13 June 1834)
Acta de individuos reunidos en el templo de San Agustín
(13 June 1834)
Acta de la parroquia de Santa Catarina Mártir
(13 June 1834)
Acta de los barrios de Santiago y Nuestra Señora Santa Ana
(14 June 1834)
Acta de los vecinos del convento de San Francisco y provincia del Santo Evangelio
(14 June 1834)
Pronunciamiento del ayuntamiento de la ciudad federal
(14 June 1834)
Acta del Colegio de San Pedro y vecinos de la parroquia de Belén
(14 June 1834)
Acta de una parte de la ciudad de México
(14 June 1834)
Acta del ayuntamiento de Santa Anita Zacatlalmanco
(15 June 1834)
Plan salvador que federalistas proponen a las legislaturas de los estados y al presidente
(19 June 1834)
Acta del ayuntamiento de Joquizingo
(8 July 1834)
Acta del partido de San Juan Teotihuacán
(12 July 1834)
Acta de los vecinos de los barrios de Regina, Montserrat, San Miguel y Centro
(14 July 1834)
Acta de los vecinos del barrio de Belén
(14 July 1834)
Acta de los ciudadanos de San Francisco
(15 July 1834)
Acta de los ciudadanos del barrio de Santa Cruz
(15 July 1834)
Acta de los ciudadanos del barrio de Santa Catarina Mártir
(15 July 1834)
Acta de los ciudadanos de Santo Domingo
(16 July 1834)
Decreto de amnistía que olvida delitos políticos desde 1821
(2 May 1835)
Acta de la ciudad de Tlalpan
(2 June 1835)
Acta suscrita en la ciudad de México
(12 June 1835)
Plan propuesto por ciudadanos de diversas secciones de la capital
(12 June 1835)
Plan de varios vecinos de la ciudad de México
(12 June 1835)
Acta de los vecinos de 24 puntos de la ciudad de México
(12 June 1835)
Pronunciamiento en favor de la verdadera opinión general
( July 1835)
Manifiesto militarista
(15 March 1837)
Representación de vecinos de la ciudad de México
(12 November 1837)
Circular de la Secretaría de Guerra
(3 March 1838)
Proclama de José Urrea
(15 July 1840)
Aclaración de José Urrea de 16 de julio
(16 July 1840)
Plan Federalista proclamado por Gómez Farías y José Urrea
(19 July 1840)
Plan del general Valencia
(4 September 1841)
Plan del general Bustamante
(12 September 1841)
Manifiesto del presidente Bustamante
(19 September 1841)
Armisticio firmado en la Hacienda de los Morales
(27 September 1841)
Bases de Tacubaya
(28 September 1841)
Exhortaciones federalistas
(30 September 1841)
Carta del general Santa Anna al poder conservador
(30 September 1841)
Pronunciamiento federalista de la ciudad de México
(1 October 1841)
Pronunciamiento del general de división Valentín Canalizo
(2 October 1841)
Pronunciamiento de la ciudad de Tlalpan
(19 December 1842)
Acta de la ciudad de Tlalpan
(20 December 1842)
Acta de Xochimilco y otros pueblos
(21 December 1842)
Acta de protesta de la cámara de diputados
(2 December 1844)
Decretos
(2 December 1844)
Comunicaciones de la asamblea departamental de México
(2 December 1844)
Acta del senado contra los ataques del gobierno
(2 December 1844)
Declaración de la Suprema Corte de Justicia
(3 December 1844)
Decreto del Congreso de la Unión
(17 December 1844)
Proclama y plan de pronunciamiento de la Guardia Nacional
(7 June 1845)
Plan de los “liberales verdaderos”
(3 December 1845)
Se declara subversivo el plan de San Luis
(23 December 1845)
Acta del pronunciamiento de la guarnición de México
(30 December 1845)
Acta general del ejército
(2 January 1846)
Acta de la junta de representantes de los departamentos
(3 January 1846)
Manifiesto de la fe republicana del general Paredes
(21 March 1846)
Decreto del Congreso Extraordinario
(20 June 1846)
Decreto del congreso que reconoce el estado de guerra con Estados Unidos
(2 July 1846)
Plan de La Ciudadela
(4 August 1846)
Manifiesto de Mariano Salas y Valentín Gómez Farías
(4 August 1846)
Decreto de Mariano Salas
(7 August 1846)
Restitución de la Constitución de 1824
(22 August 1846)
Decreto en que el ejecutivo provisional declaró vigente la Constitución de 1824
(22 August 1846)
Acta firmada en la ciudad de México
(20 February 1847)
Plan para la restitución de los verdaderos principios federativos
(27 February 1847)
Bases del Plan para la restauración de los verdaderos principios federativos
(27 February 1847)
Modificacion al Plan de los Polkos
(8 March 1847)
Iniciativa de Valentín Gómez Farias
( November 1847)
Acta de la guarnición de la ciudad de México
(19 January 1853)
Acta del Ayuntamiento de Tacubaya
(27 January 1853)
Artículos del convenio de México
(6 February 1853)
Actas de la Contaduría Mayor y de la Plana Mayor de Artillería de México
(2 December 1853)
Acta subscrita por ciudadanos de la capital, presentada al general Carrera, y en la cual se desconoce a su gobierno.— agosto de 1855
( August 1855)
Acta del pronunciamiento de la guarnición de México
(13 August 1855)
Manifiesto del C. Rómulo Díaz de la Vega
(14 August 1855)
Decreto del gobierno en que se convoca a la nación para la elección de un congreso constituyente
(20 August 1855)
Decreto del gobierno en que se convoca a la nación para la elección de un congreso constituyente
(20 August 1855)
Invitación dirigida por el presidente interino de la República a los jefes de la revolución
(20 August 1855)
Decreto del gobierno en el que se convoca a la nación para la elección de un congreso constituyente
(20 August 1855)
El ciudadano Rómulo Díaz de la Vega, general de división y en jefe de la fuerza del distrito de México, a sus conciudadanos
(12 September 1855)
Manifiesto de Martín Carrera a sus conciudadanos
(12 September 1855)
Los jefes de los cuerpos que componen a la guarnición de México, a sus conciudadanos
(12 September 1855)
Plan anónimo expedido en México
(4 October 1855)
Proclama de Juan Álvarez a sus conciudadanos
(15 November 1855)
Manifiesto de Juan Álvarez a los mexicanos
(10 December 1855)
Proclama de Juan Álvarez, General de División
(10 December 1855)
Proclama de Ignacio Comonfort, Presidente substituto de la República a sus compatriotas
(28 December 1855)
El presidente sustituto de la República, a sus conciudadanos
(3 April 1856)
Decreto que premia a los restauradores de la paz
(8 April 1856)
Plan reaccionario, que se encontró al ex comandante Audelo, uno de los principales agentes en el complot de la Merced de las Huertas
( October 1856)
Plan de Tacubaya
(17 December 1857)
Modificaciones al Plan de Tacubaya
(11 January 1858)
Plan de Navidad,
(23 November 1858)
Acta del convento de San Diego
(24 December 1858)
Acta de primer cuerpo de caballería permanente
(25 December 1858)
Acta de primer batallón ligero permanente
(25 December 1858)
Carta de Manuel Robles Pezuela a Miguel Miramón
(25 December 1858)
Acta de adhesión al plan de la capital de 23 de diciembre de 1858, modificando el plan de Ayotla
(26 December 1858)
Acta de adhesión al plan de la capital de 23 de diciembre de 1858, modificando el plan de Ayotla
(26 December 1858)
Acta de adhesión al plan de la capital de 23 de diciembre de 1858, modificando el plan de Ayotla
(26 December 1858)
Acta de adhesión al plan de la capital de 23 de diciembre de 1858, modificando el plan de Ayotla
(26 December 1858)
Acta levantada en el Pueblo de Santa Fé el día 21 de enero de 1859 en la que las autoridades y el pueblo protestan contra el plan del Gral. Robles Pezuela
(21 January 1859)
Manifiesto del general Miramón al ser nombrado presidente sustituto de la república
(2 February 1859)
Proclama de Miguel Miramón
(12 July 1859)
Manifiesto del Congreso de la Unión
(27 October 1862)
Manifiesto de Sebastián Lerdo de Tejada a sus conciudadanos
(27 July 1872)

Michoacán (68)

Morelos (25)

Nayarit (10)

Nuevo León (23)

Nuevo México (6)

Oaxaca (53)

Puebla (95)

Querétaro (36)

San Luis Potosí (51)

Sinaloa (18)

Sonora (32)

Tabasco (41)

Tamaulipas (72)

Texas (8)

Tlaxcala (40)

Veracruz (103)

Yucatán (38)

Zacatecas (35)

Exposición de las tropas de la guarnición de la capital

18 August 1830

Region: México D.F.
Place: Ciudad de México

Pronunciamiento text

Exposición que las tropas de la guarnición de la capital dirigen hoy por conducto del supremo gobierno a las cámaras, pidiendo la aplicación del articulo 4° del Plan de Jalapa en los individuos expresa, 18 de agosto de 1830

Una cruel guerra existe en la república mexicana desde el año de 1826 entre la constitución y las leyes y un partido bárbaro y opresor que ha querido dominar a nuestra patria sin pararse en medio de ninguna clase por conseguir su fin; una lucha de esta clase se ha mantenido por el espacio de cuatro años en nuestro desgraciado país, donde se han agotado por el partido desorganizador los medios de la más fina y perversa intriga, para hacer de la nación su patrimonio hasta el grado de hollar con el mayor descaro la carta fundamental y las leyes.

La constitución oponía a este embate un sólido poder y su prestigio, saliendo sin cesar al encuentro del desorden; un combate tan desigual era preciso que tuviese fatales consecuencias; la virtud contra el vicio y la más fina intriga contra la ley fundamental habían hecho ceder al orden constitucional el capricho de un puñado de hombres que se creían por su número los árbitros de la nación, los regulares de la opinión y de la voluntad general; un desorden de tal tamaño vino a reducir a nulidad nuestro pacto federal. El capricho del Dr. Herrera decidió a favor del desorden las más bárbaras y anticonstitucionales nulidades de las elecciones de Toluca y de Tlaxcala el año de 1826 con la poderosísima e incontestable razón de cuarenta votos contra veinte. En aquel desgraciado congreso de 1827 y 1828 se echaron los cimientos que después crearon profundas raíces para que la voluntad de la mayoría de la cámara no fuese obra de la razón ni del convencimiento, sino el acuerdo de una asociación, a la que en vano oponían sin cesar un pequeño dique el corto numero de hombres de bien que allí existían, único apoyo de nuestra desgraciada constitución; entonces se sistemó que viniesen de los estados diputados insignificantes por su ningún saber ni prestigio, para que a ciegas hiciesen la volunta de un corto número de personas, y este fatal proyecto reducido a práctica ha traído las fatales consecuencias de los años 1829 y 1830.

El año de 1828 ya no hubo dique que contuviese del ímpetu de ese feroz partido; se difunde por la república con la rapidez del rayo; no hay medio que no se ponga en práctica para destruir a la patria, y de barranco en barranco llegan hasta el momento de perpetrar sus crímenes con el grito de la Acordada; grito terrible y de horror, que debe existir perpetuamente en la memoria de los mexicanos, transmitiéndolo a las generaciones futuras para que conserven un odio eterno a sus autores. México vio ese día que se sacrificaron más de dos mil víctimas en su hermosa capital y las fortunas de innumerables ciudadanos; echemos un velo a tan fatal escena, porque no hay mexicano que no esté al cabo de tan tristes sucesos.

Se instaló la fatal cámara de diputados en enero de 1829, y al celebrarse este augusto acto se acabó de romper en mil pedazos la constitución general.

Al abrirse los pliegos en donde constaban los votos de los estados para el segundo presidente de la república se declaran insubsistentes aquellos, sin encontrar artículo alguno que facultase a la cámara para tomar tal medida; se les niega en este acto el exclusivo derecho que la constitución les da para elegir presidente, y no se perdonó medio por reprobado que fuese, que no se pusiese en práctica para colocar en la presidencia a D. Vicente Guerrero. La nación con admiración de todo el mundo sucumbió a tan feroz revolución, y este hombre subió a la primera silla de la república formando su escala sobre los escombros de dos mil víctimas mexicanas. A este desorden se seguía el de la dilapidación de la hacienda pública; ésta fue tan grande, que su existencia se vio reducida a nulidad, y el que estaba sentado en la silla presidencial no era el que había de salvar al estado ni el que lo había de conservar. Pero aún le faltaba a la nación apurar las heces de tan amargo cáliz. Los españoles considerándonos pobres, desunidos, sin gobierno y exasperados por la guerra civil, creyeron podernos reconquistar con 3000 hombres, así lo concibieron y en el momento lo pusieron en práctica desembarcando en nuestras costas ese puñado de gentes, que más parecía que nos venían a insultar que a conquistar.

D. Vicente Guerrero se asusta con tan corto número de enemigos, cree que no le alcanza el poder constitucional para vencerlos, exige que se le de otra puñalada a ese simulacro de constitución que había quedado, y conforme lo pide el congreso le concede facultades extraordinarias saliendo de la órbita de su poder. En aquellos días todo el mundo vio oprimir al senado por la fuerza y arrancarle la sanción de la ley que autorizaba ese poder colosal que se puso en manos de Guerrero; este cuerpo siempre respetable sucumbió al poder porque creyó que con ese sacrificio podría salvar los restos de la moribunda patria. Pero, ¿cuál fue el resultado de este poder? Que por medio del despotismo se hincharon las áreas de la tesorería momentáneamente y para mucho tiempo las bolsas de los malvados de la capital. Los ilustres generales Santa Anna y Terán con un puñado de valientes, con los recursos del país, sin auxilio de las facultades extraordinarias vencieron a los españoles y dieron un día de triunfo a la nación.

En esta crisis, ¿qué cosa era lo que debía hacer el resto del ejército mexicano? No había erario, estábamos sin gobierno y la constitución destruida; la opinión de la nación, manifestada de todos modos, ansiaba por recobrar sus mas caros derechos, solo faltaba que un hombre regularizando los actos reuniese esta opinión que se hallaba divagada. Este fue el general Bustamante, que a la cabeza del ejército de reserva, lanzó un grito el 4 de diciembre de 1829 que resonando en toda la república, formó en la opinión una unión tan íntima en todos los mexicanos que la revolución se vio concluida a principios de enero del año de 1830.

Parecía que estaba en el orden de las cosas cumplir con el artículo 4°. del Plan de Jalapa en toda la extensión de la palabra y lanzar de sus sillas a muchos funcionarios, a esa porción de diputados que tantos días de luto habían dado a su patria.

Pero el ejército que siempre vio en ellos unos representantes de la nación, contuvo el curso de este artículo porque creyó que al fin siendo mexicanos habían de desear el restablecimiento de la constitución y de las leyes. En efecto, su conducta en las sesiones ordinarias halagó las esperanzas de algunos de los buenos, se les vio dar leyes para el restablecimiento del orden constitucional y la nación empezó a marchar con gobierno y a regularizar una hacienda moribunda que ese feroz partido destruyó en tales términos, que habiendo sido preciso restaurarla por los conocimientos y actividad del digno ministro que hoy la ocupa, se debe considerar naciente en el año de 1830.

¿Quién había de creer que los desvelos del gobierno no habían de surtir los más felices resultados? ¿Quién al ver su excesiva lenidad no había de creer terminada la rebelión? ¿Se podía pensar que estos hombres que veían restablecido el orden constitucional habían de querer incidir en la revolución? Nadie a la verdad, pero una triste experiencia ha hecho ver al ejército que los malvados solo están contenidos por el temor. En el mes pasado vio la luz pública una protesta de varios señores diputados contra un acto despótico de la mayoría de la cámara en que según se manifestó por el referido impreso quería invadir la convocatoria a sesiones extraordinarias, entonces, aunque fue mucho el escándalo, no surtió efecto porque los secretarios abandonaron sus asientos y no autorizaron un hecho tan ilegal. Posteriormente se ha visto con escándalo que la cámara procura obstruir de cuantos modos es posible la marcha del gobierno, ya entorpeciendo la ley de desertores y ya queriendo fomentar la rebelión del sur con proposiciones irritantes, las que demuestran que su mayoría está por el desorden y por el fomento de la revolución. De este trastorno resulta que el soldado mexicano no descansa, sino que vagando sin cesar por el campo en persecución de los malvados, sufre todo el rigor de la campaña a donde es conducido por la oculta intriga de la mayoría de la cámara de diputados, la hacienda pública estaría más desahogada si no fuera por la guerra civil que fomenta esta cámara teniendo por único pretexto el trapantoj? de Guerrero que está oculto entre las selvas del sur, solo quieren hacer revivir las nulidades de las legislaturas de Chiapas y San Luis Potosí, pasando estos asuntos a la comisión de puntos constitucionales poniéndose de frente y enristrándose con aquellos estados que manifiestamente tienen expresada su voluntad en tan interesante asunto. Al negocio sobre provisión de las vacantes de los cabildos eclesiásticos, que tan adelantado se hallaba en la cámara de representantes en las sesiones ordinarias, se le ha dado arbitrariamente un golpe con una proposición suspensiva, resolviendo por si sola la cámara una duda de ley en el particular, dejando enervado este negocio con perjuicio notorio del venerable clero, digno por todos títulos de la primera consideración del Congreso General. Últimamente, el 16 del corriente tuvo el antojo la cámara de remitir al gobierno por un acuerdo simple, una orden para que mandase suspender la sentencia que la comandancia militar de Valladolid tuviese pronunciada contra D. José Salgado, por razones tan frívolas, que solo las pudo hacer valer el espíritu de partido.

Al hacer esta exposición, no pueden menos los individuos que suscriben, que dirigirse al Excmo. Sr. vicepresidente por conducto de V.E., para manifestarle que están convencidos hasta la evidencia que la cámara de diputados mina sin cesar el edificio social para envolvernos de nuevo en los tristes y amargos días de diciembre de 1828, que al dirigirnos a V.E. no tenemos otro objeto que conservar nuestro gobierno, la constitución y las leyes, la propiedad y las vidas de los mexicanos, ¿habrá quién dude que estos son nuestros verdaderos deseos, cuando así lo tenemos acreditado desde el pronunciamiento de Jalapa? Pero una triste experiencia nos ha enseñado que esto no se consigue si no se lleva a efecto el artículo 4° de aquel plan con algunos individuos de la cámara de diputados y de senadores, con los cuales no ha bastado para contenerlos, ni el amor que deben tener a las instituciones, ni nuestra tolerancia, ni, por ultimo, la excesiva indulgencia y extraordinaria lenidad del Excmo. Sr. vicepresidente. En vista de tamaños males la guarnición de México no conviene en volver a ver a la patria en poder de los malvados; está convencida que esta manifestación la debía hacer con mano armada, pero quiere agotar todos los medios de moderación y de prudencia para llevar al cabo la salvación de la patria.

En consecuencia de tan robustos fundamentos, pedimos al Excmo. Sr. vicepresidente como necesarísimo para llevar al cabo la grandiosa obra que emprendió en Jalapa, se sirva iniciar a la cámara por conducto de V.E. los artículos siguientes:

1°. Los individuos que no merecen la opinión publica en la cámara de diputados y la de senadores y que con hechos posteriores han agravado su conducta anterior, son los siguientes: diputados Dr. Herrera, Bocanegra, Basadre, Valle (D. Fernando), Bermúdez, Palomino, Anaya (D. Pedro) Ulloa, Quintana (D. Marías), Quintana Roo, Moreno, Salvatierra, García Tato, Escudero, Plata, Baso, Garmendia, Ordaz y Guido de Guido. Los memorables senadores Rejón, Acosta y Viesca, otros empleados y funcionarios públicos, así civiles como militares, marcados por la misma opinión, como el famoso Rionda, etc.

2°. El gobierno tiene por conveniente que se tome en consideración las representaciones hechas por el ejercito en distintos puntos de la república, exonerando de su cargo a los diputados y senadores expresados para el cumplimiento del articulo 4° del Plan de Jalapa.

La guarnición de México invita a los congresos y guarniciones de los estados, para que secundándolo, inicien al congreso general, y representen al supremo gobierno la necesidad de llevar al cabo el citado articulo 4°, como el único que puede salvar a la nación en las presentes circunstancias.

México, 18 de agosto de 1830

Felipe Codallos

A continuación las firmas del mayor de la plaza, de los directores y demás jefes de los cuerpos de la guarnición.

Ciudad de México: Imprenta de la Calle Cerrada de Jesús número 1, a cargo de Tomás Uribe y Alcalde, 1830.

Context

Albeit an “Exposición” rather than a pronunciamiento, this document is a clear example of pronunciamiento-style forceful lobbying. Undertaken by the garrison in the capital, it expanded on the Plan of Jalapa of 4 December 1829, and urged the government to apply the 4th article of the pronunciamiento, whereby all government officials that were deemed to have been rejected by “public opinion” were to be removed from office, to a concrete list of individuals, i.e., deputies: Dr. Herrera, Bocanegra, Basadre, Valle (D. Fernando), Bermúdez, Palomino, Anaya (D. Pedro) Ulloa, Quintana (D. Marías), Quintana Roo, Moreno, Salvatierra, García Tato, Escudero, Plata, Baso, Garmendia, Ordaz y Guido de Guido; senators: Rejón, Acosta y Viesca; and other public officials such as “the famous Rionda.”

WF

Notes

Carlos María de Bustamante, Diario Histórico de México, 1822-1848. Edited by Josefina Zoraida Vázquez and Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva, 2 CD-Roms. Mexico City: CIESAS/El Colegio de México, 2001, 2004.

Anexos, agosto de 1830

Transcribed by Natasha Picôt and revised by Will Fowler.

Participants (1):

Author and signatory role:
Felipe Codallos

Related pronunciamientos

Parent pronunciamientos
Pronunciamiento y Plan de Jalapa (reactive-cum-proactive, supporting)
4 December 1829 ; Jalapa, Veracruz

Pronunciamiento grievances

National (pro-government, pro-constitution)

Political (pro-government, pro-constitution)

Reactive

Military (regular army)

Other (Pro Plan de Jalapa, particularly its 4th point)

PDF Download

Click here to download a PDF version of this pronunciamiento